Maxima Racing Oils fue creado para corredores de clase mundial que desafían los límites de lo posible. Sus demandas sobre la motocicleta nos llevaron a mirar más allá de las ideas convencionales y a superar los estándares de la industria. Está en nuestro ADN identificar problemas, formular soluciones y ejecutar a los más altos niveles de competencia. Un objetivo simple para hacer las cosas mejor de lo que nunca se pensó sería posible.

Maxima creía que podría cambiar la lubricación y en este largo viaje muchos se sumaron y creyeron en nosotros. Entrenadores, equipos, ingenieros y lo más importante grandes pilotos que nos han hecho seguir mejorando día a día. Luego, nuestra tecnología trascendió el deporte también para mejorar la experiencia de los conductores de ruta.

Nosotros

Con sede en el sur de California, Maxima hoy es reconocida como una de las marcas más codiciadas en la industria de la motocicleta. Décadas de participación en el motociclismo profesional nos han llevado a contar con una poderosa tecnología y una amplia gama de productos hoy líderes en la industria. Nuestros productos se utilizan en más de 56 países, en todos los continentes, donde también se incluyen aceites de motor, fluidos de suspensión, refrigerantes, productos para el cuidado y mantención. Estos productos representan nuestro compromiso con la excelencia y la pasión por redefinir lo bueno en algo superior.

Fundada en 1979, por Dick Lechien padre de una de las leyendas del motocross de los Estados Unidos el multi-campeón Ron Lechien. La conexión del sur de California con el Norte de México llevó a muchos pilotos de San Diego y alrededores a visitar las pistas y terrenos del país vecino. Entre tanto viaje en ese entonces nace el nombre de MAXIMA. Lleva este nombre por los carteles de señalética vial de las carreteras Mexicanas donde se limitaba la velocidad a “120 Kilómetros la MAXIMA”. En la jerga del motocross local se comenzó a utilizar MAXIMA como el límite, como lo superior, como ha sido hasta el día de hoy nuestro sello.